Los efectos beneficiosos de los alimentos en períodos intensos de estrés

¿Qué es el estrés? ¿Qué le hacemos a nuestro organismo cuando estamos continuamente estresados y ansiosos?

El estrés es (del inglés stress, ‘tensión’) es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación amenazante o de demanda incrementada. Es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, pero que bajo determinadas circunstancias en ciertos períodos prolongados de la vida, desencadena problemas graves de salud. Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo y provoca la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano. Es ahí cuando comienzan los problemas de salud que acaban convirtiéndose en crónicos.

Entre los efectos más adversos del estrés prolongado podemos mencionar: ansiedad, insomnio, pérdida de la memoria, confusión mental, alteraciones del estado anímico, nerviosismo, falta de concentración mental, desarreglos hormonales en las mujeres (ovarios y tiroides), angustia, depresión, pérdida del apetito o gula, trastornos del comportamiento (mal humor, agresividad), migraña y  algunos problemas digestivos o dolores en el cuerpo, del tipo muscular y articular.

Si tenemos en cuenta que, estos efectos se pueden ver altamente agravados por una alimentación descuidada e inapropiada, entonces el alcance de los efectos adversos del estrés prolongado será mucho más notable tanto a corto como a largo plazo, pudiendo incluso desencadenar con el tiempo serios problemas coronarios u otras enfermedades.

Una alimentación inadecuada desequilibra y perjudica agravando estos síntomas. Por el contrario una alimentación apropiada ayuda increíblemente a recuperar el equilibrio perdido y con el tiempo (y no se necesita que pase demasiado) se logra también restituir la salud de nuestras células y de nuestro organismo, provocando la regeneración y limpieza de nuestro cuerpo y sus sistemas.

Por todo esto, es aconsejable en períodos de intenso estrés cuidar especialmente nuestra alimentación, y asegurarnos de que estamos recibiendo los nutrientes necesarios y en las dosis óptimas que nuestro organismo precisa para recuperarse o hacer frente a estos ciclos.

Entre los alimentos más terapéuticos que podemos destacar para combatir el estrés con éxito se encuentran: la avena, un alimento con un alto poder relajante (rico en vitamina B6, calcio, magnesio y zinc), los pescados, ricos en omegas 3, (un nutriente antiestrés muy potente que ayuda a reducir el insomnio y la ansiedad), las frutas rojas, que por su alto poder antioxidante ayudan a proteger nuestras células, así como frutas frescas y de temporada que gracias a las vitaminas del complejo B que aportan son un gran aliado para regular el sistema nervioso. Té verde natural, antiguo antioxidante celular. Las verduras frescas nos darán muchos minerales, y los cereales integrales nos aportaran nutrientes completos para cuidar de nuestro cerebro,  brindándonos claridad y calma mental. A este respecto conviene aclarar, que cuando nos referimos a “cereales integrales” estamos hablando de arroz integral y harinas de granos integrales de excelente calidad, dejando fuera de este grupo por supuesto, a todos los cereales derivados de las harinas refinadas comunes, que prácticamente no poseen ningún valor terapéutico. Los frutos secos naturales y las semillas como el lino y el sésamo son otro grupo de alimentos que deberemos incluir en nuestra dieta antiestrés para lograr un mayor bienestar.  Nos aportan aceites beneficiosos (omega 3 y 6) así como vitaminas y minerales que ayudan a nuestro organismo a regularse y son un gran aliado para la salud.  La miel es uno de los mayores tesoros de la naturaleza, por su increíble valor curativo, es una buena opción incluirla en nuestra dieta, sus efectos entre otros son los de ayudar a reducir la fatiga y regenerar el organismo.

En general lo mejor, es evitar los excitantes, las grasas, la comida basura y los alimentos hiper-tóxicos como los azúcares y harinas refinadas y los lácteos, así como demasiadas carnes.

Para ayudar a paliar con mayor eficacia los efectos nocivos del estrés en nuestro organismo, se aconseja siempre acompañar el cambio de alimentación con depurativos y complementos vitamínicos y minerales completos, pues en períodos tan intensos de estrés estos nutrientes descienden en cantidades importantes en nuestro organismo y por eso debemos tener en cuenta que nuestro cuerpo necesitará una buena dosis extras de todos estos nutrientes para volver a recuperar el equilibrio perdido y proteger nuestras células.

Entre otros podemos complementarnos con un buen zumo natural de aloe vera, rico en vitaminas, minerales y aminoácidos, que limpiará nuestro organismo y nos aportará toda esta amplia gama de nutrientes. Complejo B con minerales, y en caso de tener problemas intestinales incorporar unos probióticos que fortalecerán nuestra salud intestinal, algo imprescindible para mantener el sistema inmune fuerte y evitar posibles enfermedades.

En poco tiempo y manteniendo el tipo de alimentación adecuado, notaremos cambios espectaculares en nosotros, desde un estado de ánimo más estable hasta un fuerte aumento de la vitalidad pero sintiéndonos siempre relajados y sin ansiedades.

La alimentación con fines terapéuticos se emplaza dentro de lo que llamamos Nutrición Ortomolecular o Nutrición Celular Activa, la tercera medicina de nuestra era, que poco a poco comienza a ser tan fundamental para más personas cada día. En Nutri10, contamos con nuestra experta en Medicina Ortomolecular, quién podrá orientarte y realizar un tratamiento antiestrés adecuado a tus necesidades y estilo de vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estilo de vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Los efectos beneficiosos de los alimentos en períodos intensos de estrés

  1. Gracias por los consejos, empezaré a ponerlos en práctica

  2. Severine dijo:

    Maravilloso artículo, sobre todo muy útil. Gracias

  3. Te agradezco que hayas publicado esta entrada. Pienso que nos aporta información útil y que no se suele ver muy a menudo.
    Escribo un blog relatando como superé la anorexia. Mi idea es ayudar a personas que pueden tener esta dificultad y animarles porque se puede superar!
    Pienso que es importante tener claro que hay que amar el cuerpo y proporcionarle alimentos para tener defensas, vitaminas y seguir vivendo! que de vida solo tenemos una y hay que disfrutarla, así que lo dicho:

    Muchas gracias

    • Muchas gracias por tu comentario amiga 🙂 Testimonios como el tuyo son necesarios para poder aydar a personas que en este momento puedan estar pasándolo mal por enfermedades tan complicadas como la anorexia y la ansiedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s