ALIMENTACION PARA DEPORTISTAS POR NUTRI10

Desde Nutri10Gen la división de Nutrigenética de Nutri10  iniciamos una serie de post sobre alimentación para personas que practican deporte.

En cada una de las nuevas entradas hablaremos de las propiedades, indicaciones y contraindicaciones de determinados grupos de alimentos. Hoy trataremos carnes, proteínas y grasas saturadas.

Nutri10 Foto mujer comiendo carne

Popularmente las carnes rojas y las grasas saturadas cada vez tienen peor prensa, ya que se le atribuyen el aumento de enfermedades cardiovasculares, veremos qué verdad hay en  ello.

Con las grasas saturadas nuestro organismo:

–          Obtiene energía al quemarlas, sobre todo cuando la persona está siguiendo una dieta baja en carbohidratos.

–          Las almacena cuando la insulina está elevada, sobre todo en personas que llevan una dieta alta en carbohidratos.

–          Las transforma en otro tipo de grasas, cuando la insulina no esta elevada.

En cuanto a las carnes rojas, por ejemplo un filete está compuesto de:

–          49% de grasas monoinsaturadas

–          47% de grasas saturadas

–          4% de poliinsaturadas

Como resumen teniendo en cuenta los porcentajes y los efectos que estos tienen en la salud, podemos decir que la carne roja tendría un efecto positivo sobre el colesterol (malo), el 54% de su grasa lo mejora, frente a un 30% que lo empeora.

Según numerosas investigaciones “no hay evidencia científica” de que el consumo de abundante de carne roja produzca ni cáncer, ni enfermedades cardiovasculares.

¿En qué puede perjudicarnos un alto consumo de carne roja?

Como veremos no todo no son aspectos positivos.

Un consumo elevado de carnes rojas en algunas personas puede incrementar los niveles de ácido úrico y las patologías asociadas al mismo, la gota y otras enfermedades como artritis.

El ácido úrico es producto del metabolismo de las purinas, presentes en ciertas proteínas y que se produce de forma natural en el organismo. Al incrementarse el nivel de purinas en el cuerpo, aumentan las concentraciones de ácido úrico en sangre y se produce lo que se conoce como hiperuricemia.

La carne roja y algunos pescados son alimentos que favorecen el aumento de ácido úrico.

Resumiendo, el consumo de carnes rojas puede estar recomendado como fuente de energía para la persona que practique ejercicio físico con regularidad, siempre y cuando no padezca ninguna de las mencionadas patologías que pueden verse afectadas por un alto consumo de proteínas.

Un test genético de rendimiento deportivo puede ayudarte a conocer tu genética

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s