Consejos de nuestra experta

La Candidiasis, una enfermedad de la vida moderna
¿Tienes problemas digestivos? ¿Te has realizado pruebas y análisis médicos y no han sabido darte respuesta? ¿Te han dicho que tus problemas digestivos pueden deberse a ansiedad, estrés o depresión? ¿No te han propuesto cambios en tu dieta que puedan ayudarte?

Posiblemente formes parte de ese 30-40% de personas que tienen problemas digestivos relacionados con la candidiasis, como digo en mi enunciado es una de las enfermedades de la vida moderna. La candidiasis crónica fue reconocida en Estados Unidos en el inicio de los años 80, en España aún en nuestros días sigue siendo una gran desconocida y sin embargo con una consecuencias para la salud importantes.

Una forma de detectarla fácilmente es a través de un test de intolerancia alimentaria, en el mismo y a través de la familia de las levaduras / hongos podemos detectar si las candidas esta presente en ese organismo y reforzar el diagnóstico asociándolo a otros grupos de alimentos como son los azúcares y las frutas. Si la persona presenta intolerancias además de en la familia de las levaduras / hongos en estos dos otros grupos podemos diagnosticar que la candidiasis está fuertemente asentada.

Existen más de 150 especies de cándidas distintas, pero la que más abunda en nuestro organismo es la “Candida Albicans”. Las levaduras / hongos están presentes en nuestro organismo desde poco después de nacer y en condiciones normales viven en armonía con nosotros. Es debido entre otros factores al tipo de vida que llevamos en este momento y en muchos casos a elementos  externos que este tipo de levaduras / hongos dejan de hacer sus funciones y pasan a ser un problema para el organismo.
Entre los factores que influyen para alterar las funciones de las levaduras / hongos se encuentran:

–          Un consumo excesivo de azúcares o carbohidratos.
–          Consumo de agua no mineral, ya que no esta garantizado que este libre de elementos como aluminio, metales pesados, cloro, flúor, etc.
–          Tratamientos continuados con antibióticos, corticoides o tratamientos hormonales.
–          Estrés continuado, falta de descanso y ritmo de vida acelerado.

Como vemos los factores desencadenantes de una candidiasis nos resultan ajenos a casi todos nosotros y sobre todo si vivimos en grandes ciudades. Todavía suena un poco raro cuando le diagnosticas a una persona “candidiasis”, incluso hay muchas personas que no quieren ni oírlo y prefieren seguir con las pautas que han llevado hasta ese momento, tratarse con fármacos y buscar las causas de sus síntomas fuera de ese diagnóstico.

Es frecuente leer en muchos foros, cómo personas sin los suficientes conocimientos, y eso sí, con un gran atrevimiento, están tocando un tema tan importante como éste con una frivolidad que asusta, confundiendo a la gente y menospreciando el trabajo de los profesionales de la salud, nutricionistas, naturópatas y médicos.

Los síntomas pueden ser muchos y variados; la mayoría de las personas que lo padecen no han sido debidamente diagnosticadas y por tanto, además de no mejorar con los tratamientos que siguen, dejan transcurrir  un tiempo importante en el que su cuerpo se va debilitado aún más.

Aunque resulta difícil establecer un cuadro de síntomas aquí sobre el papel, al menos os indicaré algunos de los más frecuentes entre las personas que hemos tratado:

–          Fatiga y somnolencia no justificada
–          Pérdidas esporádicas de memoria
–          Dolor de cabeza o migraña
–          Estreñimiento o diarrea
–          Dolor abdominal y en las articulaciones
–          Debilidad muscular no justificada
–          Ataques de ansiedad, ganas de llorar, estados de ánimo descompensados.
–          Sensación de presión en los oídos, pinchazos, etc.
–          Gases, inflamación abdominal no justificada

Si padeces varios de estos síntomas y desde hace algún tiempo, posiblemente estés en una fase inicial, lo que te recomendaría es que te realizaras una prueba, un test de intolerancia alimentaría y con los resultados acudieras a un especialista.

Por último otro factor a tener en cuenta es la realización frecuente de dietas no controladas, en la que se puede padecer una carencia de nutrientes importantes y por lo tanto un debilitamiento en  la respuesta del  organismo, si en esas circunstancias unimos algunos de los factores externos ya mencionados, esa persona tendrá más probabilidades de contraer una candidiasis.

Si estás interesado en este tema o quieres realizar algún comentario o consulta, puedes hacerlo en este mismo blog.

Nos vemos a la vuelta de verano!!

Mar Diaz

Naturópata, Coaching Alimentario y Experta en Nutrición

El estrés oxidativo, cómo combatirlo

Hola de nuevo, hoy trataremos un tema que nos afecta mucho a las mujeres y sobre todo aquellas que están por encima de los 45 años, ese es el estrés oxidativo y como podemos combatirlo a través de una correcta alimentación.

En Nutri10, www.nutri10.es hemos sido pioneros en España en el diagnóstico de las intolerancias alimentarias y ahora queremos compartir con todos vosotros el estudio realizado a través de los datos de los más de 10.000 test de intolerancia alimentarias realizados en estos dos últimos años.

¿Cómo se produce el estrés oxidativo?

Hay varias causan que inciden directamente en su desarrollo como son, la primera de ellas es un excesivo esfuerzo muscular, es por eso que las personas que realizan esfuerzos físicos ya sean por deporte o por actividad laboral, deberían tomar alguna suplementación alimentaria adecuada para evitar el estrés oxidativo.

Otra de las causas son las infecciones virales y bacterianas, en personas con propensión a sufrirlas se hace imprescindible un diagnóstico de intolerancia alimentaria, ya que el consumo frecuente de alimentos intolerantes afecta a la correcta absorción de nutrientes y vitaminas y por tanto a las defensas de ese organismo.

La contaminación del aire, el agua, la comida y las radiaciones son causas también del estrés oxidativo.

¿Qué consecuencias puede tener un estrés oxidativo?

Debilita el sistema inmune y eso afecta entre otras cosas a los genes que dividen las células y por tanto existe un mayor riesgo para la persona de contraer un cáncer.

Como hemos visto hay muchas causas en las que como individuos no podemos actuar, no podemos controlar los niveles de contaminación de nuestra ciudad o las radiaciones, pero si podemos cuidar el agua que consumimos y los alimentos, que además de procurar que sean sanos y están bien cocinados, sean los que nuestro organismo asimila.

¿Qué sustancias o alimentos pueden contribuir a su incremento?

El alcohol es uno de ellos, reducir su consumo o evitarlo nos ayudará contra el estrés oxidativo. Deberíamos de evitar cualquier tipo de bebida alcohólica vino, cerveza y por supuesto bebidas con más grados.

Otros de los alimentos es el “gluten de trigo”, ya que produce ciertos péptidos que pueden tener efectos negativos en algunos organismos.

No podemos olvidarnos de los aceites hidrogenados como la margarina y el consumo de ácidos grasos trans que podemos encontrar entre otros alimentos en la carne y los productos lácteos, de este último grupo de alimentos hablaremos en breve en el blog, ya que es uno de los que más intolerancias ocasionan.

¿Que zonas del organismo se ven más afectadas por el estrés oxidativo?

Las zonas más vulnerables al estrés oxidativo son:

– La piel, el cerebro, el sistema cardiovascular y la vista.

¿Qué alimentos nos pueden ayudar a frenarlo?

A la papaya se le conocen propiedades para ayudar a frenar el estrés oxidativo, este componente esta presente en algunas enzimas digestivas, desde Nutri10 recomendamos al menos 1 o 2 veces al año el consumo de enzimas digestivas para potenciar la absorción de los alimentos.

Otros alimentos beneficiosos son el brócoli ( uno de los 7 alimentos estrellas) las espinacas, los cítricos ( su alto contenido en vit. C es importante) las manzanas, algunos frutos secos, las granadas, el tomate, las zanahorias y las uvas.

A modo de resumen diremos que para mantener al estrés oxidativo a raya, deberemos beber abundante agua siempre que sea posible mineral o depurada, no tomar alcohol, consumir a menos uno o dos de los alimentos mencionados como beneficiosos al día, controlar los esfuerzos físicos y tomar al menos 1 o 2 veces al año enzimas digestivas que nos ayudarán a asimilar mejor los alimentos.

Nos vemos pronto

Mar Diaz
Naturópata y experta en nutrición

2 respuestas a Consejos de nuestra experta

  1. Julieta S.R. dijo:

    Muy interesantes sus conceptos. Para la detección de candidiasis, qué estudio de laboratorio se solicita y en qué consiste?

    • Hola Julieta, ante todo gracias por contactar con nosotros. Para el diagnóstico de la candidiasis lo que mejor funciona es una prueba de intolerancia, con otras pruebas es más complicado. Una vez que el especialista tiene el resultado lo contrasta con el historial de la paciente y el resultado de un cuestionario el grado en el que se encuentra la paciente y por tanto determinar el tratamiento. Si deseas más información puedes llamarnos al teléfono 91 5280029 y una de nuestras especialistas atenderá tus consultas. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s